Tarta de coco, fresas y nata

Blog de Recetas: Jengibre y Canela

Receta de Tarta de coco, fresas y nata

 Cuando se acerca la primavera comienzan los cumpleaños en la familia: marzo, abril, mayo... y como cada uno tiene sus gustos, las tartas de cumpleaños suelen ser variadas: chocolate para mi madre, limón para mi, guinness cake para Iván y en el caso de mi padre: fresas con nata. 

Aquí podéis ver la tarta clásica de fresas con nata que le he preparado en alguna ocasión, este año, que además acaba de cumplir los 70 quería hacerla un poco diferente y he cambiado el típico bizcocho genovés por un bizcocho de coco, (que es otro de sus sabores favoritos), la combinación es de 10, ni una miga hemos dejado de esta tarta...

Tartadecocofresasynata

Ingredientes

Para el bizcocho de coco.

170 g de mantequilla a temperatura ambiente

300 g de azúcar

4 huevos L

1 cucharadita de licor de coco 

250 g de harina

1 cucharadita de levadura

1 pizca de sal

50 g de coco rallado

250 ml de leche de coco (200 ml en la receta original)

Para el relleno y la cobertura

200 ml de nata 35% materia grasa

200 ml de crème fraîche (se puede sustituir por más nata)

600 g de fresas

Azúcar al gusto

Bombones Rafaello para decorar (opcional)

coconut,strawberryandcreamcake

Elaboración.

Para el bizcocho de coco he seguido la receta de I love Bundt cake y he dividido la masa en dos moldes de 20 cm. 

En lugar de extracto de vainilla he utilizado licor de coco (para acentuar el sabor) y por un despiste en lugar de los 200 ml de leche de coco añadí 250 ml, no lo rectifiqué porque la masa tenía buena consistencia y el bizcocho quedó perfecto y jugoso así que me quedo con esta modificación ya para siempre.

Como  he comentado en otras ocasiones, a la hora de elaborar una tarta a mi me gusta preparar los bizcochos el día anterior para que estén más asentados y también para organizar mejor el tiempo. En este caso he preparado tanto los bizcochos como las fresas, la crema no, ya que al tratarse de nata es mejor montarla justo antes de usarla.

Comenzamos precalentando el horno a 170ºC y preparando los moldes, con papel de horno y spray desmoldante por ejemplo.

Tamizamos la harina y la mezclamos con la levadura, la sal y el coco rallado.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una masa suave y cremosa y añadimos los huevos de uno en uno, sin parar de batir, también incorporamos el licor de coco.

Agregamos un tercio de la mezcla de harina y un tercio de la leche de coco, batimos hasta incorporar, añadimos otro tercio y seguimos mezclando, añadimos el último tercio y volvemos a batir hasta que la masa quede homogénea.

Dividimos la masa entre los dos moldes (también podemos hornearlo en un solo molde y después recortar los bizcochos) y horneamos a 170ºC durante 25-30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo salga seco.

tarta de fresas con nata y coco

Mientras se hornean los bizcochos vamos preparando las fresas.

Las más pequeñas y bonitas las reservamos para decorar nuestra tarta.

Lavamos y cortamos las demás en trozos (no demasiado pequeños) vamos a cocinarlas muy suavemente para que desprendan todo su aroma. Colocamos la fresas cortadas en un cazo con una cucharada sopera de azúcar (podéis añadirle más azúcar a vuestro gusto, para nosotros así es suficiente) y una cucharadita de extracto de vainilla, cocemos a fuego muy suave durante 5 minutos aproximadamente, removiendo para que no se pegue.

 No queremos que las fresas se deshagan, simplemente que se ablanden, suelten los aromas y un poco de jugo. Guardamos en un recipiente con tapa y reservamos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Los bizcochos para la tarta también me gusta desmoldarlos al día siguiente, mientras todavía están tibios paso una espátula suavemente por todo el contorno para asegurarme de que despegan bien los bordes, cuando han enfriado los cubro con papel de aluminio hasta el día siguiente.

Para el montaje de la tarta batimos la nata y la crème fraîche con una cucharada sopera de azúcar, si la nata y el recipiente están muy fríos montarán mejor. He usado crème fraîche porque tiene un punto más ácido que la nata que me encanta, pero podéis usar solamente nata.

Recortamos e igualamos los bizcochos si fuese necesario, en el plato de presentación colocamos el primer bizcocho con la base hacia arriba.


* Truco. Para que el relleno no se escape de la tarta, pon parte de la nata en una manga pastelera y crea un borde por el contorno del bizcocho. (Aún así en este caso es probable que algo se escurra porque la nata no tiene tanta consistencia como otras cremas ).

Añade las fresas confitadas (puedes reservar unas pocas para la presentación) extiéndelas hasta el borde de nata y cúbrelas con más nata.

Coloca con cuidado el segundo bizcocho y con la ayuda de una espátula cubre el lateral y la parte superior de la tarta con el resto de la nata. 

Decórala a tu gusto con las fresas que tenías reservadas, yo he incluido unos bombones de coco y unas hojitas de hierbabuena.

Más tartas de fresa:

* Tarta clásica de fresas con nata.

* Tarta de fresas y ruibarbo con crema de queso y coco.

* Tarta fría de fresas.


BOCADOS DULCES
FRUTAS
TARTAS