Risotto a la Margarita

Blog de Recetas: Divina Cocina

Receta de Risotto a la Margarita

Esta receta de Risotto a la Margarita mezcla en un plato los mejores sabores de la cocina italiana: arroz, salsa de tomate, queso y albahaca fresca. Esta idea la hemos tomado prestada del Restaurante Sal Gorda, en Sevilla. Nos encantó la presentación del plato, como si se tratara de una pizza Margarita con base de Risotto a la Parmesana. INGREDIENTES para 4 personas 350 g de arroz redondo (el mejor para el risotto es la variedad arborio) 50 g de queso parmesano rallado en polvo (del que se usa para la pasta) 2 cucharadas soperas de queso crema (como 100 g) 50 grs. de mantequilla + 2 cucharadas de aceite de oliva Media cebolla blanca picada muy fina Unos medallones de queso mozzarella 250 g de salsa de tomate al estilo italiano o salsa de tomate para pizzas Unas hojas de albahaca fresca Sal y pimienta Caldo de verduras (mejor si es casero, pero puede ser de cubitos) ELABORACIÓN del Risotto a la Margarita Ponemos en una cazuela antiadherente que no sea demasiado alta el aceite y la mantequilla. Añadimos la cebolla picada muy fina y rehogamos hasta que esté transparente, pero sin que tome color. Entonces agregamos el arroz, salpimentamos y removemos un minuto. Agregamos un poco de caldo y seguimos removiendo hasta que el arroz lo absorba. este es el secreto del risotto: ir agregando caldo a medida que el arroz lo va ‘pidiendo’ y sin dejar de remover. El punto del arroz para risotto es muy personal, pero tendremos que seguir con el proceso de agregar caldo y remover constantemente hasta que el arroz tenga una consistencia cremosa y esté cocido por dentro. Cuando el risotto está listo, agregamos el queso crema y el Parmesano rallado. Damos unas vueltas para que el queso se funda al calor del arroz. Mientras tanto vamos preparando la salsa de tomate casera al estilo italiano (ver receta). No hay que freírla demasiado y además es conveniente picar el tomate en lugar de triturarlo. Añadimos también un poco de albahaca fresca picada. Con el tomate grueso y la albahaca, el plato tendrá más textura. También puedes usar cualquier salsa de tomate envasada que te guste, si quieres ahorrar tiempo. Cuando el risotto esté listo y ya integrado con el queso, lo colocamos en el fondo de una bandeja de servicio o en platos individuales (podemos dar forma con un molde). Cubrimos con la salsa de tomate y unas lonchas de mozzarella, y damos un golpe de calor en el horno o en el microondas. En cuanto vemos que la mozzarella ha fundido, sin derretirse demasiado, sacamos el plato, ponemos por encima unas hojas de albahaca fresca y ya lo podemos servir. La entrada Risotto a la Margarita se publicó primero en Divina Cocina.
ARROCES
MEDITERRÁNEA
PLATOS DEL MUNDO
SIN GLUTEN